Seleccionar página

Cómo contratar con el Estado sin afectar la liquidez de la empresa

por May 7, 2022Carta Fianza, Fideicomisos, Póliza de caución0 Comentarios

Es común plantearse ciertos escenarios de cara a la firma de un contrato con una Entidad pública. Especialmente, porque la suscripción del contrato involucra recursos que deben ser asumidos por el contratista como requisito obligatorio para contratar con El Estado Peruano. Aquí repasaremos algunas de las mejores prácticas a tomar en cuenta para no afectar la liquidez de tu empresa al contratar con El Estado.

Garantías para contratar con El Estado Peruano.

En primer lugar, para contratar con El Estado es indispensable presentar una garantía de fiel cumplimiento del contrato a favor de la Entidad pública (sólo en aquellos contratos cuyos montos contractuales sean mayores o iguales a 200 mil soles, según la normativa vigente al mes de abril de 2022). Esto hace que el contratista tenga que explorar opciones de empresas financieras y aseguradoras que estén autorizadas a emitir las garantías requeridas por la Entidad pública; estas garantías pueden ser: Cartas fianza y pólizas de caución. Y cada empresa tiene sus propios costos de emisión.

Sucede lo mismo al solicitar los adelantos del proyecto, pues para recibirlos también es necesario presentar cartas fianza o pólizas de caución como condición para que la Entidad pública desembolse dichos adelantos, y para el caso de obras públicas puede aplicar también la opción de constitución de un fideicomiso de administración de adelantos de obra que sustituye la obligación de presentación de cartas fianza o pólizas de caución para obtener los adelantos de obra. Veamos cuáles son las ventajas de cada uno de estos escenarios:

Emitir carta fianza sin depósitos de garantía previos

Las empresas del sistema financiero (bancos y financieras) y las del sistema de seguros ofrecen a sus clientes la emisión de fianzas con ciertas condiciones de aprobación. Éstas suelen ser la realización previa de depósitos líquidos de dinero como contragarantía para la emisión de la fianza. Esto es así, porque las fianzas son un tipo de crédito indirecto otorgado por el emisor, y que deben tener un respaldo como garantía en caso de ejecución de la fianza. Esta contragarantía previa puede ser de una parte o de la totalidad del monto de la fianza, y cuando es sólo una parte del monto de la fianza esta contragarantía es comúnmente denominada: Encaje.

Entonces, el objetivo al intentar obtener una fianza es lograr que el encaje sea lo más bajo posible, y así no comprometer amplios recursos previamente a la emisión de la fianza. Recursos que bien podrían ser empleados para la ejecución del proyecto. Es por eso que dentro del mercado asegurador se pueden obtener las mejores opciones, ya que las fianzas son garantizadas de la siguiente manera:

  • Encaje al 20% del monto de la fianza. Es decir, si la fianza asciende a la cantidad de 100 mil soles (por ejemplo), el monto de la contragarantía solicitado por la aseguradora será de 20 mil soles. Lo que es una opción bastante atractiva frente a la banca debido a que las empresas bancarias en algunos casos pueden solicitar hasta el 100% de garantía líquida.
  • Cheques diferidos. En vez de realizar un depósito previo a la aseguradora, ésta puede recibir un cheque diferido por el monto del encaje, y este cheque sólo será cobrado cuando la aseguradora haya constatado que la Entidad pública ha desembolsado los adelantos del proyecto a las cuentas del contratista. Esto aplica sólo para proyectos en los que esté contemplado el otorgamiento de adelantos.

Desde esta perspectiva, es posible afrontar la suscripción de un contrato con El Estado sin necesidad de comprometer amplios recursos líquidos por parte del contratista. Puedes leer muchos más detalles aquí.

Mejor es la emisión de fianzas antes que la retención REMYPE

La retención de la garantía de fiel cumplimiento es una facilidad contemplada en la Ley de contrataciones del Estado y su reglamento (vigente al mes de abril de 2022) para empresas que se encuentren inscritas en el Registro Nacional de la Micro y Pequeña Empresa. En los procedimientos de selección de proveedores de la modalidad de Adjudicación simplificada, es permitido sustituir la presentación de cartas fianza y pólizas de caución por este mecanismo de retención donde la Entidad pública retiene el 10% del monto contractual de manera equivalentemente distribuida en la primera mitad de los pagos periódicos que hayan sido establecidos en el contrato. Esto puede ser bueno si el contratista no puede acceder a fianzas antes de la suscripción del contrato, pero puede ser una desventaja en términos de liquidez durante la ejecución del proyecto al no recibir el pago total mensual por el servicio prestado o proyecto ejecutado.

Es por esto que siempre será mejor opción contar con cartas fianza o pólizas de caución como garantía de fiel cumplimiento del contrato; de modo que durante la ejecución del proyecto o servicio el contratista pueda contar con la totalidad del importe monetario mensual que corresponde por el servicio prestado o proyecto ejecutado.

Fideicomiso de administración de adelantos de obra

Para los contratos de obras públicas, la Ley de contrataciones del Estado y su reglamento establecen un mecanismo interesante para el otorgamiento de adelantos de obra. Este mecanismo sustituye a la presentación de fianzas para adelantos, con lo cual no es necesario depositar contragarantías previas ni a bancos ni aseguradoras. Veamos por qué puede ser una buena opción:

Para este caso, la Entidad pública no desembolsa los adelantos de obra al contratista, sino que los transfiere a una empresa Fiduciaria. Puedes aprender toda la estructura del negocio fiduciario aquí.

La empresa fiduciaria es la encargada de administrar los adelantos de obra, y desembolsarlos al contratista conforme avanza la obra y de acuerdo al cronograma y presupuesto de obra. De esta manera la Entidad pública se asegura de que los fondos serán bien administrados por un tercero imparcial y objetivo, mientras que el contratista también asegura el flujo de desembolsos de los adelantos sin necesidad de comprometer y congelar contragarantías para la emisión de fianzas.

El negocio fiduciario suele ser menos costoso que la emisión de fianzas, especialmente en obras de gran envergadura, pero es una opción donde el adelanto de obra no es administrado directamente por el contratista. Esta alternativa puede ser bien empleada para contratistas que tienen limitado acceso a fianzas o que simplemente desean reducir los costos relacionados a las garantías solicitadas por la Entidad pública: por ejemplo, los costos de emisión de fianzas o los depósitos previos de contragarantías.

Contar con un asesor antes de contratar con El Estado

Visto el amplio margen de opciones que pueden ser consideradas al momento de suscribir un contrato con El Estado, es preferible contar con asesoría especializada de profesionales que hayan explorado todas las opciones dentro del mercado y que se mantengan actualizados para brindar varias de las mejores opciones a los contratistas del país. Por ende, el acompañamiento de un asesor especialista en estos negocios permite rentabilizar de mejor manera el proceso de ejecución de un proyecto y contribuye con el cuidado de la liquidez de la empresa.

Descubre las soluciones que pueden ayudar a tu empresa aquí, y mantente actualizado sobre los cambios en la Ley de contrataciones del Estado y su reglamento en nuestro blog.

Ing. Sharif Huneidie
Jefe de fianzas y fideicomisos – ARC Asesores
sharif@arcasesores.com.pe
+51 999 998 059

Abrir chat
Hola!
¿En qué puedo ayudarte hoy?